Teulada

Erigida sobre el Pla de Feliu, a 185 m. sobre el nivel del mar, enmarcada entre el Cap d´Or y la Punta de l’Estrella, el legado que la naturaleza ha dejado en el litoral de este municipio de la Marina Alta invita a vivir una pequeña aventura que seguro no defraudará a ninguno de los que se acerque a este variado trocito de Mediterráneo.

Teulada-Moraira contiene un rasgo distintivo que le confiere la suerte de tener dos núcleos urbanos. En el caso de Teulada cabe destacar que su parte gótica amurallada ha sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Conjunto Histórico ya que presenta características únicas en la Comunidad Valenciana.

Un conjunto formado por edificios tan emblemáticos como la Iglesia Parroquial de Sta. Catalina, la Ermita de la Divina Pastora y el edificio civil denominado Sala de Jurats i Justícies.

Además de la Ermita de San Vicente Ferrer, también en Teulada y la Ermita de la Font Santa, de camino a Moraira.

Las típicas y pintorescas calles de Moraira albergan, entre otros, el “Margenot”, antiguo muro de contención y protección de los días de mar brava, la Plaza de la Sort, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Desamparados, y el emblemático Castillo de Moraira.

En sus 8 km de costa encontramos playas galardonadas con la bandera qualitur y la bandera azul que otorga la comunidad europea y poseedoras de la Certificación de los Sistemas de Calidad ISO 9001 y Gestión Medioambiental ISO 14001. Destacan por su cuidada limpieza, inmejorable calidad de aguas y sus diversos y cómodos servicios y actividades. Playas como la del Portet, de arena fina y aguas cristalinas y reconocible por su forma de concha. A los pies del Castillo se extiende l’Ampolla, la más concurrida, urbana y extensa de las playas de fina arena dorada de la localidad. Playa accesible. Galardonada con la Distinción de Información y Educación Ambiental por la Fundación Europea de Educación Ambiental (FEE). Más al sur se sitúan Les Platgetes, dos pequeñas calas de aguas limpias que alternan zona de arena y de roca. A poca distancia comienzan los impresionantes acantilados. En ese entorno se sitúa la Cala Andragó. Sus rocas y la profundidad de sus aguas transparentes son perfectas para la práctica del buceo y la pesca. El litoral continúa abrupto, alcanzando su prolongación máxima en la Punta de l’Estrella por la similitud de su forma con el brazo de una estrella de mar. En su otra vertiente se ubica la Cala Cap Blanc.

El buceo es una de las ofertas deportivas y de ocio más interesantes. Teulada-Moraira dispone de 5 rutas submarinas (Laberinto, Cap d’Or, Portet, Andragó y Cap Blanc) espectaculares que muestran un mundo lleno de colorido y riqueza natural. Existen empresas especializadas que ofrecen cursos, inmersiones guiadas, alquiler de equipos completos y bautizos de mar.

El Club Náutico Moraira está considerado como uno de los mejores puertos deportivos de la Comunidad Valenciana y es eje de una zona de gran animación. Se organizan cursos de vela en verano y competiciones, siendo las más importantes el Campeonato de España de Regularidad en junio, y la Regata de Altura de la Amistad, habitualmente en septiembre.

Además de tenis, mini-golf, karting, quads, padel, fútbol, vela, buceo, o  jet sky,  skateboard o gimnasia en la playa durante el verano y mucho más, los más pequeños también pueden disfrutar en las amplias zonas de juegos infantiles repartidas por los dos cascos urbanos. Toda la familia disfrutará de una jornada divertida en el parque de atracciones de Moraira o de un día de picnic en el Área Recreativa La Font Santa.

También resulta interesante la Bodega Cooperativa en Teulada, donde puede encontrar diferentes vinos y productos típicos.

En el calendario festivo de Teulada-Moraira encontramos ?estas, eventos y celebraciones de todo tipo a lo largo de todo el año. De ellas destacan las Fiestas Patronales de Teulada en Honor a San Vicente Ferrer (el lunes siguiente al lunes de Pascua) y las de Moraira a su patrona Nuestra Señora de los  Desamparados   (a mediados de julio), la Feria Vive Teulada (fin de semana gastronómico y comercial) en el puente de mayo, las Fiestas de Moros y Cristianos en Moraira (el segundo o tercer fin de semana de junio), la Fiesta y Mercado Medieval en Teulada (fin de semana anterior al 15 de agosto),la Muestra de Cortometrajes “Curts de Moscatell de Teulada y Fiesta del “Moscatell” (mediados de agosto), en Teulada y Dolia - Muestra de Enoturismo y Gastronomía (primer o segundo viernes de septiembre) en el  Auditori Teulada Moraira.

Además, en verano, visitas guiadas y visitas teatralizadas en el centro histórico de Teulada y el Voramar Street Jazz Festival.

La oferta cultural se completa con la extensa programación que se desarrolla en el Auditori Teulada Moraira, edificio inaugurado en 2011, obra del reconocido arquitecto Francisco Mangado.

La calidad de la gastronomía de esta localidad queda demostrada en su numerosa y variada oferta de restaurantes en los que disfrutar de especies de mar capturadas de manera artesanal y distinguidas con la marca de calidad “Bahía de Moraira”. Estos productos son la base de reconocidos platos tradicionales como el arroz meloso de pulpo, el arròs del senyoret, el putxero de polp o el suquet de peix. Sin olvidar los típicos salazones como melva, bull o anxova.

La producción de la variedad de la uva autóctona “Moscatel Romano”, de gran poder aromático, hace posible la elaboración de importantes vinos de referencia.

El microclima existente y la brisa marina del Mediterráneo imprime carácter y personalidad a estos vinos.

El producto estrella son las Mistelas de Moscatel y los vinos de licor de Moscatel, reconocidos con premios a nivel internacional.

En nuestras bodegas se elaboran también otros caldos a partir de esta uva que, debido a las condiciones climáticas y al buen hacer de nuestros agricultores, alcanza un grado de maduración óptimo.

Vinos blancos, rosados y tintos que acompañarán nuestra mesa, vermús para abrir el apetito o sorprendentes espumosos para celebrar.

En cuanto a los dulces hay que destacar la “Coca María” de almendra, los pastissets de boniato y las “monas” típicas de Pascua.